La selección femenina celebró en el CNAR el triunfo de la Vinotinto sub-20



Prensa Femenino FVF.-


Al igual que todo el país, la selección femenina sub-17 madrugó este jueves en el Centro Nacional de Alto Rendimiento de Margarita para ver, previo a su entrenamiento matutino, a la Vinotinto sub-20 cosechar su pase a la gran final de la Copa Mundial de la FIFA República de Corea 2017.

El desenlace no podía tener mayor emoción. El elenco nacional empató el partido ante Uruguay en los últimos minutos, con una joya de tiro libre de Samuel Sosa, y luego derrotó a los charrúas por la vía de los penales. Mientras tanto, en Nuevo Esparta, la delegación femenil, que ya conocía bien lo que significa participar en una semifinal intercontinental, festejó con mucho sentimiento la hazaña histórica de los pupilos de Rafael Dudamel.

“Es un orgullo enorme ver a Venezuela ganar. Jugar una semifinal es algo que no cualquiera ha vivido; nosotras lo hicimos el año pasado y es algo que genera mucha presión y emoción a la vez”, manifestó la yaracuyana Heliamar Alvarado, quien fue titular en la semifinal de la Copa Mundial sub-17 de Jordania.

“La Vinotinto sub-20 ya llegó hasta lo último y nos han dado una experiencia muy linda; pero, aunque la medalla está asegurada, yo sé que ellos pueden ganar”, agregó la lateral, que ya se colgó la medalla de oro en el Sudamericano sub-17 de Lara, en 2016, y espera ver a sus compatriotas hacer lo mismo en Corea.

La mediocampista María Cazorla, por su parte, apuntó que no lamenta ni un poco tener que levantarse más temprano para ver a la selección. “Qué bonito fue ver ganar a los chamos. Ir a una final de un Mundial es una alegría muy fuerte para todo el país. A nosotras no nos importa nada tener que madrugar con tal de ver a la Vinotinto. Lo seguiremos haciendo y esperamos que podamos ser campeones”, concluyó.